¡La ciencia también es un trabajo!

Compartimos la columna publicada en El Desconcierto en el contexto del día de las y los trabajadores.

“Este 1 de Mayo se ha conmemorado un nuevo Día del Trabajador, el cual estuvo marcado sin duda por el fallo del Tribunal Constitucional, que al declarar inconstitucional la titularidad sindical propuesta por la Reforma Laboral, terminó de sepultar cualquier atisbo de transformación real en las condiciones laborales de nuestro país. Sin embargo, el problema con el debate laboral en Chile, no solo tiene que ver con una Reforma que se sabía desde un inicio que se inclinaría por los intereses del empresariado, sino que además con la estrecha visión con que este se ha planteado, dejando fuera de él a un sinnúmero de sectores y situaciones. Hoy en Chile, existe una falencia al no reconocer como trabajadores, con todos los derechos y deberes que ello implica, a un amplio sector de ocupaciones con las cuales miles de chilenos y chilenas sustentan su diario vivir.  Es así como entre estos grupos es posible reconocer a quienes se desenvuelven en el mundo de la ciencia.

Investigadores de posgrado y quienes nos desempeñamos en el área de la ciencia en general, hemos luchado por largos años para que nuestra labor sea reconocida como un trabajo. Esta demanda por cierto, no se levanta por un reconocimiento que se dé solo en un plano abstracto, sino que tiene que ver con las condiciones concretas en que se desarrolla hoy en día la labor científica. Distintas agrupaciones científicas han develado la precariedad laboral que existe en el área, siendo posible dar cuenta de dos principales grupos de afectados.

Por un lado, se encuentran las figuras de asistentes de investigación, lab managers, y quienes en general cumplen funciones denominadas “técnicas”, que en su mayoría son profesionales jóvenes, muchos incluso con algún posgrado o especialización, que trabajan por proyectos de plazos definidos con ausencia de contratos, una sorprendente flexibilidad laboral y sin pago de horas extras. Por otro lado, están los investigadores e investigadoras de posgrado, a quienes el sistema considera como estudiantes y que se sustentan en su mayoría a través de becas. No obstante, es preciso señalar que este grupo está compuesto por personas que ya son profesionales, que en la práctica tienen algunas asignaturas al inicio de sus programas y que más adelante toman algunas especializaciones de ser necesario, pero que dedican la mayor parte de su tiempo al trabajo en laboratorios y centros de investigación cumpliendo jornadas completas semanales, que muchas veces incluso superan una jornada laboral legal al no existir regulación al respecto.

La ausencia de contratos que se da en general en el mundo de la ciencia trae consigo todos los problemas que derivan de aquello, como la falta de seguridad laboral, previsión y protección social, limitación de las posibilidades de acceso a créditos hipotecarios, entre otros. Además, la situación se agrava aún más con la ineficiente administración que hace Conicyt de los recursos destinados al financiamiento de proyectos y becas, dejando en muchas ocasiones a quienes trabajan en el sector sin percibir sus sueldos durante meses.

Como guinda de la torta, para el caso de los posgrados, existe una cláusula en las bases de las Becas otorgadas por Conicyt que exige la firma de un pagaré en blanco que faculta a este organismo a cobrar la devolución de la beca en caso de incumplimiento de plazos y obligaciones por parte del becario. Al respecto, cabe preguntarse en qué trabajo se exige la devolución de los sueldos desde el inicio del contrato del trabajador al incumplir con alguna normativa. Más aún, en la práctica, este tipo de medidas se han intentado aplicar sin ningún criterio, sancionando retrasos en plazos por situaciones como embarazos, problemas administrativos de las propias universidades y enfermedades.

Gracias a la movilización de distintas organizaciones científicas, este tema se ha puesto en la palestra y se han logrado pequeños avances, como la indicación de obligatoriedad de contratos para asistentes de investigación de Proyectos FONDEF IdeA, cuyas nuevas bases salieran a la luz hace un par de semanas. Sin embargo, es necesario reconocer que este problema no tiene que ver sólo con los bajos recursos y la escasa importancia con que cuenta la ciencia en Chile, sino que responde al patrón estructural de precariedad laboral que caracteriza al modelo económico imperante. Considerando esta premisa, dos grandes tareas surgen para poder dar solución real a la problemática. En primer lugar, profundizar la lucha por el reconocimiento de la actividad científica como un trabajo y no solo interpelar a los organismos encargados de la administración de la ciencia, sino también a las instituciones encargadas de la regulación del trabajo, incluyendo al Ministerio y a todas las demás instancias competentes en la materia. Por otra parte, es necesario enmarcar esta lucha dentro del pliego de las grandes demandas por transformar las condiciones laborales del país y articularse con las demás organizaciones sindicales y de trabajadores que hoy se encuentran en pie de lucha.

Es necesario incorporar estos elementos al debate abierto sobre las condiciones en que se desarrolla la ciencia en Chile, ya que hasta el momento, el tema de la precariedad laboral en el área ha sido abordado dentro del contexto del abandono generalizado que tiene la ciencia en el país, y es por ello que la máxima respuesta que ha dado la institucionalidad al tema ha sido su apertura a pequeñas modificaciones en las bases de proyectos de financiamiento y la promesa de un Ministerio de Ciencia y Tecnología como gran salvador ante la desfavorable condición en que se realiza la investigación. Sin embargo, se debe asumir que nos encontramos frente a un problema laboral que debe ser abordado como tal, y que solo el reconocimiento de la problemática en su dimensión estructural permitirá vislumbrar soluciones efectivas al conflicto.”

 

Movilización Sin Ciencia NO hay futuro

Fotografías de la movilización realizada el 7 de Abril, cuando una vez más manifestamos nuestro rechazo a la precariedad de la ciencia y la inoperancia de la institucionalidad a cargo, así como la necesidad de poner a la ciencia como una prioridad para el país. Ese día entregamos una carta evidenciando lo anterior al presidente de CONICYT, Dr. Mario Hamuy, quien se encontraba de paso por nuestra ciudad.

Además, nos reunimos con el SEREMI de Educación del Biobio, como representante del MINEDUC, organismo al cual pertenece CONICYT y que no cuenta con una sede local. Allí, manifestamos la necesidad de escuchar tanto las problemáticas como las propuestas que existen en nuesta Región, y la necesidad de descentralizar la discusión acerca del rumbo que tomará la ciencia en Chile.

¡Qué la comunidad lo sepa! La ciencia y sus frutos nos pertenecen a todas y todos los miembros de esta sociedad. Es nuestro deber dar a conocer las precarias condiciones de investigación en este país y de trabajar en un proyecto científico para un nuevo Chile.

 

¡Sin Ciencia NO hay Futuro!

Registro del 15 de Marzo de este año, cuando investigadores de Concepción salimos a decir basta a la inoperancia de CONICYT, órgano encargado de administrar las bases y los recursos de quienes desarrollamos la ciencia en este país.
Muchos científicos estaban seriamente afectados debido a que han obtenido fondos para proyectos, que aún no podían comenzar a utilizar por demoras en la entrega de los recursos, recurriendo al endeudamiento para sobrevivir esos meses e incluso para ejecutar su investigación.
Esta problemática, sin embargo, es sólo una más dentro de todo lo que involucra hacer ciencia en Chile, no sólo en cuanto recursos y condiciones laborales, sino también cómo la ciencia incide en la sociedad y permite su adecuado desarrollo.

¡conCIENCIA para un nuevo Chile es lo que necesitamos y es tarea de todas y todos conseguirlo!

Conmemoración Día de la Mujer 2016

Dejamos registro fotográfico de lo que fue la marcha en conmemoración del día de la Mujer este 8 de marzo. Salimos a nuestras calles para develar lo mucho que nos falta como sociedad en términos de equidad, justicia y sobre todo respeto. Respeto por nuestras compañeras, colegas, trabajadoras, estudiantes, hermanas, madres, sobrinas, amigas. Respeto hacia las mujeres. Respeto por su trabajo y dedicación, que hasta hoy ha sido tan valioso para erguirnos como sociedad y ,sin embargo, es constantemente menospreciado y desvalorado.
A todas ellas, quienes hacen posible lo imposible día a día, va dedicado nuestro trabajo y esfuerzo. Para así más pronto que tarde alcanzar la dignidad que es suya por derecho, pero que fue arrebatada por la inhumanidad y la soberbia de quien se cree dueño de los demás y sus vidas.

Respecto de la carta del Dr. Bernabé Santelices y de el rol de la prensa frente a su salida de Conicyt

Ante la misiva enviada por el Dr. Santelices, que puede encontrar aquí, como CIPRES queremos expresar lo siguiente:

“A pesar de que la aclaración del Dr. Santelices respecto de su salida de la presidencia de Conicyt era necesaria, somos enfáticos en que esto no cambia el hecho de que la ciencia ha quedado una vez más a la deriva, y que la solución al tema será política y desde las mayorías. Por otra parte, criticamos directamente el papel que juegan los grandes medios de comunicación con este tipo de noticias sensacionalistas que en nada contribuyen a avanzar en la materia, así como al paupérrimo rol que han cumplido en la socialización de la ciencia y el conocimiento.”

LOGO2

Declaración de CIPRES frente a la salida de Bernabé Santelices de la presidencia de CONICYT

Frente a una nueva renuncia de un presidente de Conicyt, con apenas dos meses de diferencia de la de su predecesor, manifestamos la necesidad urgente de asumir verdaderamente la tarea del desarrollo de la ciencia, como una herramienta fundamental para responder a las necesidades de nuestro país.

Si bien reconocemos que la presidencia de Francisco Brieva, y la continuación de su línea en estos últimos dos meses por Bernabé Santelices, respondieron a una voluntad real de trabajar por el fortalecimiento de la ciencia, la solución a esta problemática no Seguir leyendo

Movilización “conCIENCIA para un nuevo Chile” en Concepción

Les dejamos el registro fotográfico de la movilización del día de ayer “conCIENCIA para un nuevo Chile” realizada en Concepción y convocada por CIPRES, Asociación de Académicos y Académicas Enrique Molina Garmendia, FEC, CAA Bioquímica UdeC, CEE Ballena UdeC, CEE Bioingeniería UdeC, ANEB UdeC y Colectivo ConCiencia.

“Este jueves el mundo científico marcó un hito. Estudiantes, investigadores, académicos y asistentes de investigación salieron a las calles a mostrar a la comunidad las condiciones precarias en las que se hace ciencia actualmente en Chile. No sólo por la falta de financiamiento, sino también por la carencia de una política país que la emplee como una herramienta para el desarrollo y en la toma de decisiones de diversas temáticas que repercuten directamente en la sociedad.
La invitación ahora es a involucrarse, tanto quienes trabajan directamente en la generación de conocimiento, como quienes esperamos reciban sus frutos.
La ciencia es de todas y todos, es tiempo de hacernos responsables y darle el rumbo adecuado.
Gracias a cada uno de los participantes de esta convocatoria y a todos los asistentes, esperamos encontrarnos en nuevas instancias.
Científicas y científicos… A no bajar los brazos!”

Nota en Diario ElSur “Científicos marcharon por Concepción exigiendo más apoyo de las autoridades.”

Les dejamos esta nota hecha por el Diario ElSur sobre la movilización “conCIENCIA para un nuevo Chile” realizada hoy 12 de noviembre en Concepción.

En la nota, Felipe Vidfile_20151112140438al, de parte de nuestra organización comentó que “se siente que esta área está en el abandono, no sólo por temas de financiamiento, sino también por la falta de conciencia respecto del rol de la ciencia y cómo se ha perdido la oportunidad para el país”. Además agregó que Seguir leyendo